Religion

Si de conseguir pareja se trata, la opción más factible para lograrlo no es siempre San Valentín, te recomiendo que te dirijas a San Antonio de Padua, sus oraciones poderosas te ayudarán sin duda. Te explicaré una forma muy popular y poderosa de pedirle. Si luego de rezar el resultado da “si” es una buena noticia pero si es “no” debes esconderle el niño a la imagen San Antonio o colócalo de cabeza hasta obtengas ese milagrito.

San Antonio es conocido por ayudar a millones de personas a encontrar pareja, es muy común escuchar que a este santo le debes de prender una vela y ponerlo de cabeza como dijimos anteriormente, pero algunos no están de acuerdo con esa manera de pedirle. Incluso piensa que es una forma de chantajearlo secuestrándole a su niño o torturándolo para conseguir el milagro.

Pero lo que hará completamente efectiva tu petición es tu fe, la palabra de Dios en el versículo de Marcos 5:34 nos dice; “Hija, tu fe te ha sanado,” le dijo Jesús; “vete en paz y queda sana de tu aflicción.”

Así que tu fe es la que va a determinar poder abrir la puerta a tu deseo, siempre y cuando todo sea para tu bien.

Quizás éste es el primer mandamiento que se le viene a la mente cuando se le pide mencionar uno de los 10 mandamientos. Honrar a tu padre y a tu madre demuestra una responsabilidad no solo para con Dios sino para con los semejantes.

Cumplir este mandamiento es tan importante que es el único de los 10 mandamientos que tiene como consecuencia una promesa, es decir, si se cumple con el mandamiento de Honrar a tu padre y a tu madre, Dios asegura que los días de vida serán largos, estando delante de él (Éxodo 20:12, Deuteronomio 5:16, Efesios 6:2,3)

Para cumplir con el mandamiento de “Honrar a tu padre y a tu madre” no basta con quererlos, implica respetarlos en su autoridad dentro del lazo familiar, tal como si se respetara a una autoridad superior, como un juez.

Aunque Jesucristo era perfecto y superior sus padres, fue un perfecto ejemplo de cómo cumplir la quinta ley de los 10 Mandamientos, por lo que se puede ver como se preocupo por el cuidado de sus padres (Mateo 7:5,10-13, Juan 19:26,27) Seguir su maravilloso dechado permitirá que cada miembro de la familia colabore en la unidad y felicidad familiar.